Archivo de la etiqueta: Pablo Iglesias

¿Y por qué no un “servimos”?

«Se me hacía duro aprender a servir habiendo sido enseñado a mandar» Guzmán de Alfarache

Desde el comienzo de los tiempos si hay algo que ha sido capaz de seducir al ser humano por encima de cualquier otra cosa es una cosa: El poder. La idea de alcanzar el poder, el saberse poderoso y con capacidad de decisión, por muy pequeña que sea, es algo que resulta parece estar poniéndose de moda.

La idea de poder se suele asociar, de una manera un tanto equivocada, a la de cambio. El poder para cambiar las cosas que están mal es una idea atractiva pero peligrosa al mismo tiempo. Porque el poder no conlleva por sé el deber de. Suele una alta dosis de discrecionalidad por parte del poderoso o del empoderado. El cómo se ha venido empleando el poder político en España desde hace una década, esto es, con el objetivo de mantenerse en el poder, es un claro ejemplo de ello. Es por ello que resulta conveniente atender al lenguaje que emplean nuevas formaciones, que llevan el poder hasta en su denominación (PODEMOS), y que al igual que las primitivas prometen cambio a través de que les otorguemos poder.

Por el contrario, existe una idea contrapuesta a la de alcanzar el poder y que resulta mucho menos atractiva: La de servir. El servir a los demás, en los distintos sentidos que se le pueden atribuir al verbo servir, es algo que apenas se oye en nuestros días. Quizá por ello no nos demos cuenta de la verdadera capacidad transformadora que tiene el servicio frente al poder. Servir a los demás tiene connotaciones mucho más negativas que ejercer poder sobre los demás, y aunque escucharemos que quieren el alcanzar el poder para servirnos, no debemos olvidar que para servir sólo hace falta voluntad y que como dijo el Papa Francisco, al que tanto aplaudía el líder de Podemos hace unas semanas, “el verdadero poder es el servicio”. Por tanto, no dejemos que se dé la vuelta a la fórmula: no es el poder el que debe servir para el cambio, es el servicio a los demás el que puede cambiar las cosas.

WP_20140713_08_09_10_Pro

Aplicar la normativa europea para acabar con los desahucios

El pasado domingo el Secretario General de Podemos fue entrevistado en un conocido programa. La entrevistadora se empleó a fondo para tratar de que Pablo Iglesias clarificara sus propuestas y concretara las mismas. El resultado, como consecuencia de las sucesivas evasivas de la nueva estrella mediática, no fue todo lo claro que cabría esperar de alguien que aspira a ganar las próximas elecciones generales. Me gustaría detenerme, por guardar relación con algo que atañe a mi especialidad, en la primera materia que adoptaría Pablo Iglesias si llegara a gobernar: Acabar con los desahucios. ¿Cómo? Aplicando la normativa europea. Esa fue la respuesta del Secretario General.

Podemos_logo_círculos.svg En este punto cabe preguntarse a qué normativa europea se refiere Pablo Iglesias. De sus respuestas se deduce que hace referencia a las sentencias del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (sentencia que fue comentada en este blog con anterioridad) y que como dijimos entonces no supone “acabar” con los desahucios. Y es que como comprenderán la normativa europea exige que se cumplan una serie de requisitos para que se pueda llevar a cabo un desahucio como consecuencia del impago de la deuda contraída y garantizada por la hipoteca. El desahucio es la consecuencia de la ejecución hipotecaria, eso es lo primero que debería tenerse claro. En segundo lugar, la ejecución hipotecaria sólo se puede instar por el acreedor cuando el deudor no paga su deuda, concretamente de acuerdo con la normativa actual si deja de pagar tres mensualidades si se trata de familias y el inmueble sujeto a hipoteca es su vivienda habitual. La sentencia del TJUE vino a establecer que para que esa ejecución fuera conforme a derecho el contrato de hipoteca no debería contener cláusulas abusivas. En esos casos es cuando no cabe la ejecución y por tanto tampoco cabe el desahucio. Eso es lo que se aplica en España desde que el TJUE dictó aquella sentencia y es a lo mismo a lo que alude Pablo Iglesias cuando dice que aplicará la normativa europea para acabar con los desahucios. De todo ello se desprende que Pablo Iglesias tiene poca idea de lo que dice, o que si la tiene está mintiendo, porque simple y llanamente, aplicando la normativa europea no se van a “acabar los desahucios” en España. La rigurosidad de la nueva formación política deja bastante que desear en materia económica y ni que decir tiene que en materia jurídica también andan faltos de buenas dosis de rigor. La única forma de acabar con los desahucios es cargarse la garantía real que supone la hipoteca y eso implica que el acreedor quedará sin el recurso básico de defensa en base al cual prestó el dinero en las condiciones pactadas. Lo que vienen a ser más de un siglo de tradición jurídica nada más y nada menos. Bajo mi punto de vista la nueva formación anda sobrada de politólogos y no le vendrían mal profesionales que aconsejaran y asesoraran adecuadamente sus propuestas, al menos si quieren que resulten creíbles.