La gloria de la Selección fue anterior a la del Barça

Tras la sonRojante derrota del pasado viernes frente a Holanda se ha abierto un intenso debate en relación a qué es lo que le ha podido pasar a nuestro combinado nacional aka “la roja”. Se ha hablado de la baja forma de Casillas y Xavi Hernández, estandartes hace dos, cuatro y seis años de los triunfos cosechados. También de la escasa cintura del Marqués del Bosque a la hora de renovar el vestuario. O incluso de que, a pesar de la jugosa prima que se llevaría cada uno de los jugadores por conseguir la victoria en la final (la más alta de todas las que puede ganar cualquiera de los jugadores del mundial), nada puede pagar unas vacaciones largas algo que únicamente puede ocurrir si no llegamos a octavos. Mañana en el partido contra Chile veremos qué ocurre. Pero hay algo que se ha repetido en numerosas ocasiones y que urge corregir.
Resulta que el declive de la Selección nacional se ha relacionado con la pobre temporada cosechada por el FC Barcelona este año. A sensu contrario se ha sostenido que precisamente el éxito de nuestra selección fue gracias al Barcelona y a su famoso “Tiki-Taka” (o “Atraca” según versiones no oficiales). Pues bien, simple y llanamente eso es falso. Puede defenderse que existió una coincidencia en el tiempo del espléndido juego que desplegaron ambos equipos, puede discutirse que había mayores o menores similitudes en el juego de unos y otros, pero lo que no puede discutirse es lo siguiente: Los éxitos de la Selección precedieron en el tiempo a los del Barça. Basta recordar la convocatoria que hizo Luis Aragonés para el primero de los títulos que consiguió la Selección:

– Porteros: Casillas (R. Madrid), Palop (Sevilla), Reina (Liverpool).
– Defensas: Sergio Ramos (Real Madrid), Arbeloa (Liverpool), Puyol (Barcelona), Carlos Marchena (Valencia), Raúl Albiol (Valencia), Fernando Navarro (Mallorca), Capdevila (Villarreal) y Juanito (Betis).
– Centrocampistas: Marcos Senna (Villarreal), De La Red (Getafe), Xabi Alonso (Liverpool), Xavi Hernández (Barcelona), Cesc Fábregas (Arsenal), Andrés Iniesta (Barcelona), David Silva (Valencia) y Santi Cazorla (Villarreal).
– Delanteros: David Villa (Valencia), Fernando Torres (Liverpool), Dani Güiza (Mallorca) y Sergio García (Zaragoza).

Y ni que decir tiene que en nada se parecía el fútbol de la Selección de Luis al juego de la Selección del Marqués que inteligentemente supo copiar el modelo del FC Barcelona y eso le valió ganar un mundial y una segunda Eurocopa. Eso es algo indiscutible. Tan indiscutible como que el éxito de la Selección nacional fue genuino y en él se aglutinó la furia que ha caracterizado a nuestro combinado a lo largo de la historia y la clase y el talento de una generación portentosa de futbolistas. Lo que viene después es otra historia y probablemente acabe más pronto de lo que algunos pensaban.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s